marzo, 2017

Isla de Goicoechea | New Island

La Isla de Goicoechea, en ingés conocida como New Island, se encuentra en el extremo oeste del archipiélago de las Islas Malvinas. Los imponentes acantilados contrastan con las bahías arenosas abrigadas y los puertos naturales. New Island tiene una gran concentración y diversidad de vida silvestre. También es uno de los lugares más secos con […]


La Isla de Goicoechea, en ingés conocida como New Island, se encuentra en el extremo oeste del archipiélago de las Islas Malvinas. Los imponentes acantilados contrastan con las bahías arenosas abrigadas y los puertos naturales. New Island tiene una gran concentración y diversidad de vida silvestre. También es uno de los lugares más secos con una precipitación anual de menos de 400 mm3 anuales.

El asentamiento domina el puerto de Coffin, nombre dado posiblemente en honor a un capitán ballenero. Uno de los primeros residentes de la isla fue el capitán Charles H Barnard del ballenero «Nanina», quien quedó varado aquí con cuatro tripulantes por alrededor de dieciocho meses entre 1813/14. Todavía se pueden ver los restos de su tosco refugio de piedra.

UN POCO DE HISTORIA DE LA ISLA GOICOECHEA | NEW ISLAND

Los restos de la primera y única estación terrestre de caza de ballenas en las Islas Malvinas se encuentran en South Harbour. La estación cerró en 1916 mientras que las operaciones fueron reubicadas a Georgia del Sur donde las capturas de la ballenas eran más grandes. Aún hoy pueden verse las viejas cacerolas de hierro donde se hacía hervir a los pingüinos. Actualmente no se practica ninguna actividad de caza y la Isla se ha transformado en una reserva.

La isla fue una base importante para los barcos estadounidenses a finales del siglo XVIII, debido a la riqueza de recursos y los buenos puertos. El nombre en inglés de la isla proviene de los nombres de los puertos de donde partían los barcos: Nueva York, New Bedford, New London, etc.

Durante 1813 el capitán estadounidense Charles H. Barnard naufragó en la isla Águila cuando se dedicaban a la caza de focas. Barnard y su tripulación de cuatro personas se quedaron durante dos años varados en isla de Goicoechea, hasta que fueron rescatados. Barnard publicó su historia en 1829.

Una compañía ballenera de Noruega controlada por Christen Christensen envió en la temporada 1905-1906 el primer moderno buque factoría flotante Admiralen a la isla de Goicoechea. El barco llegó a la isla en la víspera de Navidad en 1905 y capturó en un mes 40 ballenas pequeñas. Luego siguió hacia la bahía del Almirantazgo en las islas Shetland del Sur para la caza de las ballenas más grandes, por lo que fue el primer barco fábrica flotante que realizó capturas en la Antártida.

En 1908 llegó a la isla la compañía escocesa Christian Salvesen que abrió una estación terrestre ballenera en la isla de Goicoechea con el nombre de New Whaling Company. Un buque de transporte llegó el 22 de diciembre 1908 llevando el equipo comprado de una factoría en Fasrudsfjord, Islandia. La primera ballena fue procesada el 16 de enero 1909, pero por la falta de ballenas en el área la planta cerró en 1916.

Tenía dos pequeñas dos rampas ferroviarias. Debido a las pocas capturas, se desmanteló el equipo y se transportó a Puerto Leith en la isla San Pedro (Georgias del Sur). Todavía hay restos de herramientas mecánicas y calderas actualmente.

Fue en 1972 cuando Ian Strange (naturalista británico) y su esposa María (empleada pública nacida en la Argentina continental) compraron la isla para mantenerla como reserva y centro de investigación de la fauna.

NATURALEZA EN ESTADO PURO


Algunas de las mejores experiencias de vida silvestre pueden alcanzarse a poca distancia del asentamiento. En Settlement Rookery, se observan formidables acantilados que son el hogar de albatros de cejas negras, cormoranes y pingüinos de penacho amarillo | rockhopper creando una sorprendente cacofonía de sonidos. Las mejores vistas para fotografiarlos son fáciles de encontrar y el tiempo se aleja sin esfuerzo mientras observa la entrada y salida de los pingüinos en el oleaje y la escalada de las alturas rocosas ante ellos. El vuelo de los albatros es realmente imponente.

Más de cuarenta especies de aves se reproducen en New Island, incluyendo cuatro especies de pingüinos. También pueden observarse skúas, caracara estriado y halcones peregrinos.

Los mamíferos marinos también son abundantes. Los delfines de Peale se crían en aguas costeras, los leones marinos llegan a menudo y las colonias del lobo marino de un pelo se encuentran alrededor de la isla.

Reserva Natural

Punto idea para la observación del Albatroz de Ceja Negra